Miryam Vittori. Mi historia de vida

Soy Miryam Natalia Vittori y quiero contarte mi historia de vida. Nací en Lomas de Zamora el 7 de diciembre de 1965, siendo muy prematura, después de 6 1/2 meses de embarazo.

Viví un tiempito en la casa de mis abuelos hasta que mis papás pudieron comprar “nuestra casa “en Lanús Oeste.

Allí pasé toda mi infancia, adolescencia y temprana adultez, cuando me casé y fui a vivir a Ramos Mejía.

Cursé mis estudios desde jardín hasta 6* grado en la escuela primaria Roque Sáenz Peña, de la que tengo los mejores recuerdos. 7* grado en la escuela Ipei, debido a que a fines de 1977 se cerró mi tan amada escuela.

Cursé mis estudios secundarios en una escuela de mujeres, en ese entonces, el Instituto Sagrado Corazón de Lanús, ¡en el cual llegamos a ser 52! ¿Se imaginan lo que podía llegar a ser? ¿Y todas juntas?

Al graduarme mi mayor deseo era ser maestra en educación especial. Siempre me habían gustado los niños y sobre todo si había que dedicarles más tiempo y cuidados especiales junto a su educación.

Como no había vacantes en el instituto donde quería estudiar, y ante la primera incertidumbre de qué hacer, más allá de trabajar, lo que “no se discutía”, mi papá me sugirió estudiar “Óptica Técnica”. Me pareció una buena idea y me anoté.

Me recibí a fines de 1985.

Pero me seguía rondando la idea de SER MAESTRA.

Y así fue como me inscribí en el profesorado y me recibí de Maestra en Educación Inicial en 1989.

Miryam Natalia Vittori
Miryam Natalia Vittori

Mientras trabajaba con mi papá, hacia suplencias en los jardines de infantes de la zona. ¡Que hermosos años! Todavía conservo en mi corazón esas vivencias llenas de risas, abrazos, besos, juegos, diversión, y primeros pasos en la educación infantil de mis pequeños alumnos. Hasta logré trabajar en escuelas de educación especial cumpliendo mi sueño tan anhelado.

Cuando me casé, al cambiar de localidad, no solo cambió mi estado civil, sino toda mi vida. Allí sólo conocía a mi familia postiza y me fue suficiente para empezar esa nueva etapa, pues gané otros “padres, hermanos, tíos y primos del corazón” que aún conservo de diferentes maneras.

Como me aburría y no me costaba estudiar, también un poco influenciada por las expectativas de mi familia de origen, decidí empezar a estudiar Abogacía para dedicarme a todo lo que tuviera que ver con Familia y Minoridad.

Fue una hermosa experiencia entrar a ese edificio tan imponente, frío, bullicioso y cálido a la vez.

Y después de unos cuantos años, interrumpidos con la llegada de mis dos soles, Paula y Chelo, también me recibí, pero a mitad de la cursada tuve que cambiar de especialidad, porque mis hijos me hicieron ver las cosas de otra manera y me sentí incapaz de no poder cumplir con las expectativas de esos niños que vivían situaciones tan difíciles.

Ejercí muy poco tiempo porque en julio del 2001, y después de casi 6 años de batallar y batallar, logramos diagnosticar a Pauli y ponerle un nombre a sus continuas y terribles dolencias.

Soy Miryam Vittori y como mamá acompaño a mi hija en su condición de Celíaca

Y a partir de ahí, directa durante 15 años e indirectamente los siguientes 6 hasta el día de hoy, dediqué mi vida a ofrecer mi experiencia como mamá en la condición que acompaña a mi hija desde su primer síntoma como Celíaca. Así fue como el 15 de marzo de 2005 inauguramos la Primera Dietética exclusiva para Celiacos. Gracias a un amparo que interpusimos en la justicia, logramos que las prepagas y obras sociales reconocieran esta condición y pudiéramos recibir un reintegro similar al de los medicamentos, ya que, en la Celiaquía, “el alimento es su remedio”.

Fui la presidenta de la Delegación de toda Zona Oeste de la Asociación Celíaca Argentina desde 2007 a 2016 y escribí un libro de recetas para Celíacos que publiqué recién en junio del 2015, enseñándoselas a otros en las reuniones mensuales que hacíamos, en talleres y cursos.

Hoy estoy muy orgullosa de mi camino recorrido porque la vida me fue poniendo cosas por delante y siempre elegí qué hacer con ellas. Nunca me eché para atrás, a pesar de que hubo una que aletargué y suspendí durante 30 años, pero que abracé a fines del 2015 y es a lo que me dedico actualmente con todo mi corazón y es el de asistir y enseñar desde lo holístico, lo amoroso y lo espiritual, para que aprendas a cuidar no solo tu cuerpo sino también tu alma ya que no se pueden separar porque ambos se contienen y uno no puede ser sin el otro.

Y hoy, como terapeuta y profesora Holística, te ofrezco esta herramienta para que puedas encontrarte con vos mismo desde tu interior, para que puedas sanar todo lo que te aqueja, sea mental, físico, emocional y/o espiritual.

Todo está en tu corazón y en tus manos. Solo tenes que creer en eso y tomarlo para conectar con tu esencia y SER quien queres SER.

¿Hablamos?

Miryam Vittori

+54 9 11 3825-8617

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest

Share This