TODOS HABLAN Y YO TAMBIEN!!! Mi propia interpretación sobre la serie de Netflix “Mi otra yo”

TODOS HABLAN Y YO TAMBIEN!!! Mi propia interpretación sobre la serie de Netflix “Mi otra yo”

TODOS HABLAN Y YO TAMBIEN!!! Mi propia interpretación sobre la serie de Netflix “Mi otra yo”

De golpe o de repente, todos hablan y comentan la serie de Netflix “Mi otra yo”. Por eso, no quise quedarme afuera y hacer mi propia interpretación, ¡¡¡¡¡de ahí el título de esta nota “Todos hablan y yo también!!!!!”

Desde el comienzo, cada capítulo, conecta con un episodio del pasado, sea propio o de un ancestro, con las situaciones que podemos estar viviendo hoy, en nuestro presente, en nuestro aquí y ahora.

Esto me hace preguntarme por qué estoy pasando por lo que estoy pasando … pero este será otro relato luego de descifrar de esta serie toda la información que transmite y cómo lo relaciono con las terapias holísticas que aplico y a las que me dedico.

No soy crítica ni mucho menos, pero me gusta reflexionar sobre las cosas de la vida ahora que mis hijos están grandes y tengo más tiempo, en líneas generales, ya que, en este preciso momento, agosto de 2022, mi realidad dice lo contrario. ¡Pero ya les contaré en otra oportunidad!

La Info comienza desde la primera frase del primer capítulo: “El pasado nunca desaparece. Siempre queda guardado en alguna parte. Nuestra historia es como la materia que no puede crearse y tampoco destruirse. No importa si fue muy triste, doloroso, feliz. Por más que lo intentes, nunca puedes cambiar lo que fue. Lo que vivimos, aunque no lo recordemos nos va a afectar siempre” (a lo que agregaría: … hasta que lo enfrentemos y sanemos).

Todos, casi todos o algunos como yo, llegamos a las terapias holísticas luego de un arduo camino transitado por lo tradicional y convencional, en el cual fuimos encontrando algunas soluciones o las arañamos, pero que nunca llegaron al origen del conflicto.

Esto recién lo pude experimentar cuando tuve mi primera sesión de Reiki a fines de diciembre de 2015, a través de las espléndidas manos de mi amiga y colega Andrea López, a quién le agradezco todo lo compartido e intercambiado en experiencias y sabiduría, no sólo desde el conocimiento sino también desde la vida misma, y que aún hoy seguimos haciendo porque tenemos un gran paralelismo y coincidencia en nuestro andar.

Esa sesión dio paso al encuentro de otras terapias con las que iba introduciéndome cada vez más en ese mundo misterioso e iba sanando diferentes escalas o profundidades.

Pasé por los Registros Akáshicos, Numerología, Calendario Maya, Limpieza y Reprogramación de la Memoria Celular, Constelaciones Familiares del Espíritu, Access Consciousness, Tarot, entre otras, hasta llegar a la culminación de mi preparación como terapeuta en Terapia Regresiva. 

Con cada una de ellas, fui yendo de lo más superficial a lo más profundo, descubriendo hoy que a través de la Terapia Regresiva no sólo estoy sanando mi mente y mi cuerpo actual sino también mi alma, como el SER INFINITO que somos desde el inicio de todos los tiempos, la cual fue quedando fragmentada y atrapada en todo los cuerpos y mentes que tuve a lo largo de toda mi existencia, por circunstancias no resueltas.

Pero bueno, sigo con la info de esta serie de la que todos hablan…  y yo también!!!!!, para no perderme en el relato con mis propias experiencias de vida.

La serie hace referencia a la técnica de “Constelaciones familiares” de Bert Hellinger. 

Destaco como importantes los siguientes párrafos que orientan en cuanto al funcionamiento de esta:

– “La Ampliación de la Familia de origen (menciona así a esta técnica, supongo que por cuestiones de derechos de autor) no es un tratamiento médico. Sólo trabaja en las raíces espirituales de las enfermedades. Encontrando el origen, la enfermedad puede mejorar”

– “Si no se encuentra el origen, la situación actual empeorará” (hasta que se enfrente porque requiere ser sanada para el alma).

– “El pasado nunca desaparece, siempre queda guardado en algún lado, en alguna parte, aunque no lo recordemos”.

– “El cerebro humano almacena toda la información que vivimos cada día. Todo el pasado, los sabores, aromas, momentos, todo está ahí esperando el momento justo para ser recordados”.

– “Lo que vivimos, aunque no lo recordemos, nos va a afectar siempre” (como ocurre principalmente con los hechos de la infancia o los primeros años de vida).

– “Su finalidad es llegar al origen de los problemas y preocupaciones actuales pues son como espirales interminables, nuestros propios círculos viciosos. Al hacer esto, podemos   entrar en contacto   con   nuestros sentimientos   y emociones”.

– “No es una obra de teatro. No es un juego. No es psicodrama. Más bien se trata de una práctica espiritual”.

– “Huir de los problemas no resuelve nada”.

– “Si revivimos las mismas cosas una y otra vez, o si vivimos el mismo ciclo de diferentes maneras, ¿Podría una herida desconocida del pasado ser la causa?

¿Será que una herida pasada, de generaciones atrás, es la causa de nuestras relaciones arruinadas, de nuestras pérdidas materiales y emocionales? ¿Y si pudiéramos cambiar todo eso con sólo reconocerlo y aceptarlo? Si supiéramos cuánto nos afectó el pasado, ¿aun así elegiríamos no enfrentarlo?

– “Cuando hablamos del pasado, sólo pensamos en nuestro propio pasado, pero nuestros abuelos e incluso sus padres también son parte de él”.

– “Freud y Jung creían que las cosas en nuestro subconsciente no desaparecían, sino que resurgían como el destino y la suerte en nuestras vidas”.

– “Que nos cueste recordar las cosas no significa que las olvidemos.  Las palabras, las imágenes, los impulsos relacionados con eventos traumáticos resurgen como un lenguaje secreto que habla del dolor que llevamos dentro”.

– “Nada desaparece. Son solo las piezas que se mueven”.

– “Solo cuando conectemos con las razones detrás de nuestros miedos y síntomas, estaremos abiertos a nuevas posibilidades de resolverlos”. 

– “Los conflictos se repiten por generaciones, tomando diferentes formas. Por el contrario de la creencia popular, no es algo malo. Es un mecanismo crucial en beneficio de nuestra supervivencia porque los que han pasado por la oscuridad antes que nosotros, también nos muestran el camino para salir”.

– “Aceptar el pasado cambia la forma en que tomamos las decisiones hoy. Pero, tomar decisiones diferentes, ¿cambia nuestro futuro?  (yo creo que sí, que cambia el rumbo o la intensidad de la vivencia)

– “Lazos invisibles nos unen a todos.  Ignorar esos vínculos es ignorarnos a nosotros mismos. Ignorar a las mujeres es como ignorar nuestro lado femenino, nuestra creatividad, nuestra compasión, nuestra capacidad de amar y ser amad@s”.

– “Los padres simbolizan la riqueza y fortuna. Nos ayudan a ganar dinero y a encaminarnos en la vida”.

– “Lo que hacemos es encontrar la herida en las raíces y tocarla, por así decirlo.

Cuando la persona elegida para representar a alguien se para en el medio, comienza un flujo de información. Es ahí cuando empezamos a percibir la herida en las raíces”.

– “No importa lo que pasó en el pasado. No estamos aquí para encontrar al culpable. No estamos aquí para culpar a nuestras familias o a nuestros padres por nuestros traumas o los problemas que tenemos ahora. No estamos aquí para usarlos como excusa por nuestros problemas. Solo estamos aquí para averiguar qué pasó”.

– “Cuando uno de nuestros mayores es agraviado, a veces nos ponemos en su lugar, y nos convertimos en un SOY COMO TÚ, aunque no somos conscientes de lo que hacemos. Pero es posible romper el ciclo porque ese era su camino de vida, no el nuestro”.

– “Los lazos más fuertes son los que tenemos con quienes nos trajeron al mundo.

Si hay nudos en esos lazos, nos harán tropezar en nuestro camino por la vida. Cuántos años pasen, cuántas traiciones suframos, cuán infeliz sea la familia, no importa. Aunque no nos guste, el vínculo es inquebrantable”.

– “Cualquier   cosa que resulta de nuestro pasado aparecerá en nuestras vidas” (hasta que se resuelva)

– “Puede ser que todo lo que llamamos suerte sea el resultado de decisiones ajenas”.

– “La causa de los males es un daño emocional”.

– “Nacer ¿es una elección?

– “¿Será que elegimos a nuestros padres antes de nacer?”

– “¿Acaso nuestros genes, nuestros ancestros, son la fuente y la solución a nuestros problemas?”.

Recomienda la lectura de dos libros: 

– “Enseñanzas” de Shams Tabrizi, 

– “Este dolor no es mío” de Mark Wolynn.  

Dentro de sus herramientas principales, menciona:

–  el AGRADECIMIENTO a todo lo que es, tal y como es. 

–  ACEPTAR el pasado tal y como fue.

–  DEVOLVER a cada uno lo que le pertenece. 

–  HONRAR a todo nuestro clan familiar, incluso a los excluidos, no reconocidos, ignorados y/u olvidados.

Se basa, como otras terapias alternativas, en que el síntoma sea como emoción, sentimiento y/o enfermedad, viene a mostrarnos y recordarnos algo.

Podemos ser muy descreídos al respecto, pero hay que experimentarla para darnos cuenta de lo que la serie muestra.  A grandes rasgos, es cierto e inexplicable, pero sucede tal cual.

El consultante queda afuera del campo de trabajo como un observador de la situación, y elige de entre los participantes a alguien que lo represente y no conozca su historia de vida.

Y así va eligiendo a un representante por cada persona, cosa o evento que desea trabajar, quien se pone en “la piel” de los mismos.

Se puede hacer tanto grupal como individual. En este último caso, se utilizan elementos como   maderitas, cristales, almohadones, que actúan   en representación. 

Parece de locos, ¿no?  Pero es así, pasa tal cual.  Se produce una conexión energética difícil de explicar, pero sucede.

Se vivencia la situación y se acomodan a los personajes en el lugar donde deben estar para producir los cambios necesarios que van a llevar a la resolución del conflicto y a la sanación o mejoría del síntoma, al verlo en ese campo.

Digo mejoría porque a veces una situación no se resuelve con una sola intervención ya que puede haber otras vivencias o experiencias de vida que conectan con la misma emoción.

Se sale del campo dando un paso hacia atrás o dando la vuelta. 

Luego de finalizar la sesión, hay que dejar un tiempo prudencial para que las cosas se acomoden y comiencen a manifestarse los cambios. 

Y esto, es aplicable a todas las terapias holísticas, ya que implican un movimiento energético que hace que recobremos el equilibrio en nuestras vidas, nuestra sanación y liberación de cargas, problemas, traumas, conflictos, bloqueos y/o dificultades. 

No hay terapias mejores o peores. La elección depende de cada uno, de acuerdo con cómo o con la cual nos sentimos más cómodos.  Aunque algunas son más rápidas en la resolución del conflicto que otras por la profundidad a la que llegan.

Nos permiten conectar con nuestro verdadero Ser, aún con todo eso que no nos gusta de nosotros mismos y queremos cambiar. Nos permiten entender el porqué de las situaciones que atravesamos con amorosidad, sin juzgamiento ni crítica. 

Yo siento que “apapachan”.  Son un abrazo al alma, una caricia de luz, bondad, claridad y verdad; una puerta hacia el entendimiento mayor y a la sabiduría que queremos alcanzar. 

¿Hablamos?

Miryam Vittori

+54 9 11 3825-8617

Telegram

@MiryamVittori

Artículos del blog

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest