¿POR QUÉ ELEGÍ SER TERAPEUTA HOLISTICA?

¿POR QUÉ ELEGÍ SER TERAPEUTA HOLISTICA?

¿POR QUÉ ELEGÍ SER TERAPEUTA HOLISTICA?

Durante mucho tiempo creí que para ser “buena persona” había que ser espiritual y restarle importancia a lo corporal o material, dejándolo de lado.

Al comenzar a indagar por este camino -ya saben por varias de mis publicaciones anteriores cómo fue mi paso a paso– me di cuenta de que estaba equivocada o no estaba en lo cierto. 

Saqué las interpretaciones religiosas y las creencias que me habían inculcado a lo largo de mi vida, para solo aprender a verme y escucharme desde lo más profundo de mi ser. 

¿Y dónde lo encontré? En el centro de mi pecho, que a simple vista no es más que un pequeño espacio dentro de mi corazón, pero que es tan amplio e infinito como el Universo. 

Allí encontré de todo y descubrí miles de cosas que no sabía de mí. Mochas me gustaron pero otras no. Y de a poco fui intentando cambiarlas.

Esos cambios me demostraron mi error, pues cuando   iba descubriendo emociones que salían al descubierto, también mi cuerpo iba sufriendo un cambio, un síntoma, una sensación. 

Y empezamos a sanar juntos. Cuerpo, mente y espíritu son uno solo. De ahí la importancia de la coherencia, concordancia o sincronicidad. Y eso es lo que hace una Terapeuta Holística

¿No te pasa que cuando hay algo que no está bien o no lo sentís bien, te percibís desequilibrad@? A mí, sí me pasa y, al hacerlo cada vez más consciente, lo percibo más seguido y me doy cuenta más rápido. 

Pero volviendo a lo Holístico, que significa “del todo o que considera algo como un todo, visión integral, completa o sistémica”, me di cuenta de que no puedo atender un aspecto sin considerar al otro. 

Es por eso, que mis sesiones abarcan ambos. No sólo trabajo sobre lo espiritual y emocional, sino también sobre lo corporal. 

Todo es sanable:

  • Dolores emocionales
  • Dolores físicos
  • Traumas emocionales
  • Traumas físicos
  • Angustia
  • Tristeza 
  • Depresión
  • Baja autoestima
  • Rencor 
  • Resentimiento
  • Odio 
  • Bronca 
  • Apatía 
  • Negación
  • Ansiedad
  • Pánico
  • Vértigo
  • Miedo 
  • Problemas de atención
  • Problemas de memoria
  • Inseguridades
  • Fobias
  • Alergias 
  • Obesidad 
  • Problemas de vista
  • Problemas de piel, tejidos
  • Problemas óseos, musculares y articulares
  • Problemas en nuestros órganos y sistemas
  • Problemas estéticos
  • Problemas económicos
  • Problemas vinculares
  • Dificultad en el logro de objetivos, metas, proyectos, deseos
  • Insomnio
  • Adicciones 
  • Infertilidad 
  • Abusos 
  • Cansancio, debilidad
  • Duelos 
  • Vida intrauterina
  • Niñez 
  • Adolescencia
  • Adultez
  • Anorexia, bulimia
  • Nervios 
  • Y todo lo que desees sanar

No necesariamente para asistir a mis sesiones se requiere empezar por “sanar” una emoción. También podemos empezar por las cuestiones físicas que te aquejan, molestan, bloquean, subestiman, etc., que también te van a llevar al origen del conflicto.

Nos enseñaron en la escuela que “el orden de los factores no altera el producto”. Y esto es lo que aplico en mis sesiones. No importa por dónde empecemos.

Lo importante es empezar por algún lado, desde donde desees arrancar para ir introduciéndonos en ese laberinto que es la vida, ir desmadejando el ovillo que hemos creado en ella para encontrar el origen de nuestras aflicciones, poder

soltarlas, salir de ellas y comenzar de nuevo con otra perspectiva, noción, creencia y valor. 

Cada sesión es única, pues es muy personal, atendiendo a tu aquí y ahora, a tu necesidad actual y a tu dificultad presente. 

¿Qué espacio le das al cuidado de tu mente?

¿Qué espacio le das al cuidado de tu alma?

¿Qué espacio le das al cuidado de tu cuerpo?

¿Te enfocás en una mirada de adentro hacia afuera o de afuera hacia adentro?

¿Te enfocás sólo en el afuera o sólo en el adentro?

Quizás te parezcan muchas preguntas, pero te invito a reflexionar sobre ellas. Es una buena manera de empezar a conocerte y a conocer tus necesidades, tus prioridades, tus gustos, tus deseos, tus dificultades, tus facilidades, tus habilidades, tus talentos, tus debilidades; pero no para hacer una crítica al respecto, sino para integrar todo, para complementarte, para transformarte en un Ser Holístico total. 

Tampoco importa el tiempo que te lleve tomar la decisión de empezar a tomar las riendas de tu propia vida, o el tiempo que te lleve el proceso de cambio hacia tus objetivos o deseos. Siempre las cosas suceden en el momento más oportuno. 

Importan tus ganas de hacerlo, tu compromiso con vos mism@, tu necesidad de cambio para tener hoy la vida que querés tener, feliz, completa, plena, saludable, agradable, íntegra, ya que “Creer es crear”. 

Podés intentar hacerlo sol@, pero no siempre es el camino más fácil de recorrer. Por eso, estoy aquí, presente, a tu disposición, para tomarnos de la mano y acompañarte en tu trayecto hacia tu finalidad, meta u objetivo de vida.

“Todas las grandes caminatas comienzan con el primer paso”

¿Hablamos?

Miryam Vittori

+54 9 11 3825-8617

Telegram

@MiryamVittori

Artículos del blog

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest