Acompañamiento para salir de la depresión con Terapias Holísticas

Acompañamiento para salir de la depresión con Terapias Holísticas

Todos, en algún momento de la vida nos sentimos deprimidos o conocemos a alguien que estuvo o está en esa situación y nos resultó difícil creer que pudiéramos salir de ahí.

Todos, en algún momento, dijimos “tengo Depresión”, ¿pero sabemos bien de qué se trata?

En el artículo sobre la Paciencia, vimos que ella puede hacer que nos enfoquemos en el pasado, presente y/o futuro. 

Cuando nos enfocamos en el presente, nos sentimos íntegros, plenos, completos pues vivimos el aquí y ahora, sólo atendiendo las circunstancias y cuestiones actuales, del momento, sin ir más allá.

Pero cuando nos enfocamos en el pasado o en el futuro, se genera en nosotros un desequilibrio, pues ponemos toda o casi toda la energía en lo que ya pasó y no podemos cambiar o en lo desconocido que vendrá sin tener idea de lo que pueda ser o acontecer. 

¿Qué sucede cuando nos enfocamos en el futuro?  Aparece la ANSIEDAD. Y

cuando nos enfocamos en el pasado? Aparece la DEPRESION.

Ya sabemos qué es la Ansiedad, pero ¿qué es la Depresión? 

Se la define como una enfermedad o trastorno mental o de ánimo que se caracteriza por una profunda tristeza, decaimiento, desinterés, disminución de las funciones psíquicas y/o físicas, pesimismo, melancolía, desaliento, abatimiento, cansancio, durante un tiempo más prolongado del habitual, producto del apego al pasado y de aferrarnos a él. 

¿Qué causa la Depresión? 

La Depresión puede ser causada por factores genéticos, cambios hormonales, estrés, duelos, circunstancias agotadoras y agobiantes, culpa, trastorno del sueño o del apetito, entre otras.

Afecta a la persona de distintas maneras dependiendo del tipo de depresión de que se trate, ya sea, leve, inadvertida, somatizada, cíclica, transitoria, crónica, profunda, extrema o estacional.

Es importante tener en cuenta que la Depresión no es exclusiva de una determinada edad, sino que puede afectar tanto a adultos como jóvenes, adolescentes y niños. Por eso, debemos estar atentos para lograr un diagnóstico temprano, y así facilitar el poder identificar la causa con más rapidez estableciendo el tratamiento adecuado

Hoy en día, las Terapias Holísticas acompañan a la persona en el proceso de sanación y superación, en forma independiente o complementaria del tratamiento médico tradicional.  

Estas terapias permiten llegar al origen del conflicto, usando distintas  técnicas, herramientas o recursos, cuya finalidad es lograr el equilibrio general de la persona frente a la vida y a las situaciones cotidianas.

Buscan nivelar las emociones generadas por la depresión, mejorando su situación anímica (irritabilidad, desánimo, insomnio, cansancio, culpa, tristeza, melancolía, infelicidad, ira, frustración, desesperanza, sensación de abandono), restaurar el adecuado funcionamiento de sus capacidades socio-laborales, mejorar su calidad de vida y aliviar los dolores físicos que pueda percibir ya que son la manifestación de aquello que aún no ha podido resolver. 

Dentro de la amplia gama de terapias holísticas, se puede recurrir a:

–  Limpieza y Reprogramación de la Memoria Celular

–  Reiki 

–  Barras de Acceso o Access Consciousness

–  Biodescodificación 

–  PNL 

–  Constelaciones familiares y del Espíritu

–  Coaching ontológico

–  Flores de Bach, Silvestres de América, de California

–  Mindfulness 

–  Shiatsu

Es muy importante la presencia y el seguimiento del profesional terapéutico, que es quien brinda en cada sesión un espacio de intimidad, privacidad, contención y bienestar para que la persona pueda ir trabajando su problemática, sin sentirse solo o incomprendido.

También lo es el apoyo de la familia, amigos y compañeros, quienes acompañan con su escucha activa y empatía. 

Estas terapias holísticas te ayudan a dejar de sufrir, a soltar el dolor. No es olvidar, pero sí recordar sin que duela. 

Aunque hoy te sientas abrumad@ y sin ánimo de nada, aunque sólo te tire la cama, te invito a que practiques alguna de estas sugerencias para ir despertando en vos el sentido de la voluntad, el deseo de vivir y de seguir adelante. 

1)   Elegí alguna actividad física que te agrade, y dedícale 30 minutos por día o el tiempo que puedas hasta alcanzar ese tiempo (correr, caminar, andar en bicicleta, hacer yoga, gimnasia aeróbica, natación, pilates, baile, etc). Esto ayuda a reducir en un 50% los síntomas.

2)   Tomar un baño de sol durante 10 minutos como mínimo, para conectar con esa energía y levantar el ánimo. Además, aporta Vitamina D, esencial para los huesos. 

3)   Durante 21 días, al despertar, escribir 3 razones por las cuales estar agradecid@. “Gracias por …”, sin pensar, que fluya libremente, aunque lo que surja te resulte insignificante.  Pasado ese tiempo, releer para descubrir cuántas maravillas hay en tu vida. 

4)   Jugá con tu mascota.

5)   Lee un buen libro.

6)   Meditá, comenzando con 1 o 2 minutos hasta llegar a 11 minutos, realizando respiraciones profundas y conscientes.

… Puede ser que hoy estés pasando por un momento triste y desagradable, pero recuerda que:

“Eres más grande que tus circunstancias, eres más que cualquier cosa que te pueda ocurrir. No te des por vencid@“

Acompañamiento para salir de la depresión con Terapias Holísticas

¿Hablamos?

Miryam Vittori

+54 9 11 3825-8617

Telegram

@MiryamVittori

Artículos del blog

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest